Adiós a lo nuevo, bienvenido lo viejo | La historia de la Iglesia | Siglo IV