¿Es bíblico decir que Dios ama a todo el mundo? | Ministerios Ligonier