La santidad de Dios

Hace más de 30 años que el Dr. R.C. Sproul escribió su afamado libro «La santidad de Dios», el cual por la gracia de Dios ha sido de bendición y edificación a una multitud de personas alrededor del mundo. En esta serie de 6 estudios, R.C. Sproul explora bien de cerca el carácter de Dios, llevándonos a nuevas percepciones sobre el pecado, la justicia y la gracia.

Si todavía no tienes la guía de estudio de «La santidad de Dios», por favor escribe tu correo electrónico en el siguiente formulario para recibirla.


La importancia de la santidad

1920x1080_01_TheHolinessofGod_Web_Thumbnail
Primera parte de la serie de enseñanza «La santidad de Dios». En este mensaje, el Dr. Sproul nos muestra que la santidad es la característica de la naturaleza de Dios que está en el corazón mismo de Su ser.

El trauma de la santidad

1920x1080_02_TheHolinessofGod_Web_Thumbnail
Segunda parte de la serie de enseñanza «La santidad de Dios». El Dr. Sproul nos enseña cómo las Escrituras muestran que cuando hombres se encuentran con la santidad de Dios su respuesta es siempre de desesperación.

Santidad y justicia

1920x1080_03_TheHolinessofGod_Web_Thumbnail
Tercera parte de la serie de enseñanza «La santidad de Dios». El Dr. Sproul discute la relación entre la santidad y la justicia de Dios.

La demencia de Lutero

1920x1080_04_TheHolinessofGod_Web_Thumbnail
Cuarta parte de la serie de enseñanza «La santidad de Dios». En ese mensaje, el Dr. Sproul considera por qué para algunos Lutero en realidad estaba loco.

El significado de la santidad

1920x1080_05_TheHolinessofGod_Web_Thumbnail
Quinta parte de la serie de enseñanza «La santidad de Dios». En ese mensaje, el Dr. Sproul muestra el efecto que debe tener la santidad de Dios sobre la vida del creyente.

La santidad de Cristo

1920x1080_06_TheHolinessofGod_Web_Thumbnail
Sexta y última parte de la serie de enseñanza «La santidad de Dios». En ese mensaje, el Dr. Sproul nos confronta con la santidad de Cristo, para que así podamos experimentar la paz con Dios que solo se consigue a través de la justicia del Hijo de Dios.